Pilotos

Las anécdotas de Kimi Räikkönen

Anéctdotas; Anecdotas; Kimi; Raikkonen; Räikkönen; Kimi_Raikkonen; Kimi_Räikkönen

Hoy en HablemosDeCoches os traemos una colección de anécdotas de uno de los personajes más inclasificables de la Fórmula 1. Lo suficientemente como para bajarse del coche a por un helado en plena carrera. Hoy os traemos las anécdotas de Kimi Räikkönen.

Las anécdotas de Kimi Räikkönen

Nacido en Finlandia en 1979, desde chaval ya apuntaba maneras. Siempre dijo que su piloto favorito era James Hunt, y ya sabéis lo que eso implica (y si no lo sabéis os recomiendo esta peli).

En Finlandia el servicio militar obligatorio sigue existiendo hasta nuestros días, por lo que cuando Kimi se moceaba también lo era.

El caso es que cuando le daban un permiso de fin de semana para ir a competir (a categorías inferiores, que no nació compitiendo en la F1) no era raro que llegase un par de días tarde o tres. Habitualmente borracho como Duncan Hamilton (Parte 1 y Parte 2).

También ha sido detenido en un aeropuerto por cumplir uno de mis sueños: pasar por el control de equipajes para ver una imagen del interior de su cuerpo. Loable como poco.

El Gran Premio de Mónaco de 2006

En este GP, Kimi tuvo que abandonar tras darse una hostia, pero Mónaco es un sitio muy goloso, y ya que estamos allí en pleno gran premio tampoco vamos a mandar el fin de semana a la mierda… Total, que sin siquiera quitarse el casco se piró a un yate cercano, se puso cómodo y siguió viendo la carrera mientras se tomaba una copa de champán o quince.

 

El Gran Premio de Brásil de 2006

Tal vez esta sea su anécdota más famosa. En aquel GP se realizó un homenaje a Schumacher (al bueno), que se retiraba por primera vez. Todos los pilotos se personaron para el acto salvo Kimi, que no apareció.

Minutos después fue entrevistado y cuando le preguntaron por qué no había ido, sin rodeos dijo que no pudo porque estaba echando un ñordo (having a shit).

El Gran Premio de Malasia de 2009

Esta es mi anécdota favorita, y también una de las más famosas. En medio de la carrera comenzó a caer una lluvia torrencial y hubo que parar momentáneamente. Los coches fueron llevados a boxes, y los pilotos esperaron dentro de ellos a que se reanudara la carrera. Imagínate la tensión de estar ahí metido, esperando para volver a salir a toda hostia con la pista aun mojada…

Kimi se bajó del coche, se quitó el mono, se acercó a la nevera y se comió tranquilamente un helado mientras el resto de pilotos flipaban.

 

Después del Gran Premio de Bahréin de 2012

Cuando terminó este GP, Kimi tuvo unos días libres hasta el siguiente, que sería en España. 

Pasó 16 días seguidos borracho en una fiesta, apareció en España, quedó tercero, y todos tan contentos.

Kimi; Raikkonen; Räikkönen; Kimi_Raikkonen; Kimi_Räikkönen
¡Viva Cuba Libre!

El Gran Premio de Azerbaiyan de 2017

En esta carrera Kimi tuvo un pinchazo y tuvo que irse a boxes. Como parecía que la carrera se había acabado sacó el volante y se quitó los guantes. Pero el equipo decidió que la carrera no había terminado para él y llevaron el coche de nuevo a la pista.

Mientras empujaban el coche por boxes, lo único que se oía era a Kimi desesperado gritando, pidiendo que le trajeran los guantes y el volante como un poseso, porque los ingenieros se habían olvidado.

Si quieres conocer algo más de la vida de Kimi y tienes buen nivel de inglés te recomendamos que compres su libro oficial, y de paso colaboras con HablemosDeCoches.

¿Conoces alguna otra anécdota de Kimi Räikkönen? Puedes dejárnosla en comentarios, o contárnosla a través de Facebook, Twitter o Instagram.

3 comentarios en “Las anécdotas de Kimi Räikkönen

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *