Marcas

Cosworth: El rey de los motores

Cosworth

Si te mueves en el mundillo de la automoción, de vez en cuando aparece la palabra Cosworth. En un coche… En una competición… En el nombre de algún equipo de carreras… Hoy vamos a ver quién es Cosworth y por qué su nombre te tiene que sonar si te gustan los coches.

Los inicios de Cosworth, como Apple (más o menos)

La historia de Apple es ya famosa: Steve Jobs, y Steve Wozniak, dos jóvenes con muchas ideas y mucho talento, fabricaron el primer ordenador personal en un taller que tenían en el garage, y a partir de ahí, sacaron adelante Apple Computer.

Pues la historia de Cosworth empieza parecida: En un taller pequeño en Londres, dos jóvenes con ideas, Mike Costin y Keith Duckworth empezaron a modificar motores para poder utilizarlos en competición allá por 1958. Fundaron así la compañía Cosworth, sacando el nombre de mezclar sus apellidos. Y menos mal que no se apellidaban igual, o hubieran puesto un nombre de mierda, como Johnson and Johnson.

Como les empezó a ir muy bien, acabaron mudando la compañía a Northampton, en Inglaterra.

Aquí se dedicaban a modificar motores, principalmente de Ford, y convertirlos en auténticas bestias. Y gracias a esto pudieron llegar a múltiples acuerdos de distribución, incluso algunos motores de Cosworth iban etiquetados como Ford.

Cementerio_Cosworth_7

Y esto nos lleva al que probablemente sea su modelo más famoso, el Ford Escort RS Cosworth, del que podéis leer algo aquí.

Cosworth y la competición

En aquella época, si querías ser un grande en el mundillo de la automoción, tenías que jugar en primera división, es decir, en Fórmula 1, la competición por excelencia.

Por esto, Cosworth se dedicó a lo largo de los años a suministrar motores a varios equipos. Concretamente a todos los que pudo desde 1997 hasta 2006, y después volvió desde 2010 hasta 2012, cuando cesó de suministrar a ningún equipo, por el momento.

No es casualidad que el primer título que ganó Michael Schumacher lo hizo con un motor Cosworth, por algo son los reyes.

Cosworth; Schumacher
Una leyenda que le debe algo a Cosworth

Pero en esta empresa les dio el picorsito con más competición, porque la F1 no era bastante para ellos, y también han estado presentes en Indicar, Champ Car, World Rally Championship, carreras de turismos, e incluso en MotoGP. Casi nada.

La empresa

A lo largo de todos estos años, la empresa fue vendida en múltiples ocasiones, hasta que en 1998 Vickers la cede a Volkswagen, que en aquel momento estaba a tope y la partió en dos compañías distintas: Cosworth Racing y Cosworth Technology.

Cosworth

Cosworth Technology era famosa por su tecnología de fundición del aluminio y por sus transmisiones, y tras unos años colaborando con marcas como Audi, fue comprada y su nombre cambió a Mahle Powertrain, así que sólo nos queda Cosworth Racing 🙁

Cosworth Racing fue comprada por Ford en 1998, y es normal, después de todo lo que habían colaborado ambas empresas en el pasado estaban unidas para siempre. Bueno, para siempre hasta 2004. En ese año Ford vendió Cosworth Racing y el equipo de F1 Jaguar Racing a los propietarios de la competición Champ Car, que la renombraron como Cosworth. A secas.

Actualmente, sigue siendo una empresa muy reputada, por su tecnología de motores y su ingeniería en general. La próxima vez que oigas esa palabra, ya sabes de dónde vienen.

¿Conocías esta empresa? Si quieres aportar algo sobre el tema, puedes dejarnos un comentario, o bien escribirnos a través de Twitter, Facebook, o Google+, estamos deseando hablar contigo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *