Opinión

Cada vez me cruzo con más naves espaciales

Nave_Espacial_Lego

Hoy va a ser una entrada de opinión pura y dura, no vamos a disfrazarla de algo más profundo, ni a defender los intereses de una marca, porque esto es HablemosDeCoches y aquí no nos va ese rollo. La pregunta es sencilla: ¿qué opináis de las naves espaciales que circulan por la carretera?

¡Miradme, soy moderno!

Seguro que os ha pasado, vas por la carretera y de repente te adelanta un coche que capta tu atención por encima del resto. No porque sea un superdeportivo, ni porque tenga nada que lo haga especialmente bonito, sino porque es una nave espacial volando a ras de suelo y queriendo llamar tu atención.

Que sí, que los diseños evolucionan y gracias a nuevas técnicas de fabricación, los fabricantes pueden crear piezas con formas que en otra época era imposible, y explorar diseños magníficos, con curvas impensables y juegos de luces y sombras que son auténticas obras de arte. Como las famosas “flaming surfaces” de BMW, que a mí personalmente me encantan.

BMW_Serie_3
Mira el lateral, el juego de luces y sombras es perfecto. El legado de Chris Bangle.

Pero eso es el ejemplo de lo que es hacer un diseño elegante y bien ejecutado. ¿Cuál sería el ejemplo contrario?

Pues por ejemplo el Hyundai Ioniq (que ya el nombre te va diciendo un poco de qué palo va este coche). En la galería de más abajo podéis ver a qué me refiero con nave espacial. Formas estrafalarias, curvas muy llamativas, que más que buscar un diseño visualmente agradable lo que buscan es dar al coche un aspecto más moderno de lo que realmente le corresponde a este modelo (y no digo que sea un mal coche). Al final, con todos estos malabares visuales sólo construyen una attention whore de la carretera.

Y por supuesto el Hyundai Ioniq no es el único… ¿Os habéis cruzado por la carretera con algún Nissan Cube? ¿Y qué me decís del último Toyota Prius? ¿Y el cambio súbito que pegó el Honda Civic? Y por supuesto también merece mención el cambio de lenguaje de diseño de Lexus, que pasaron a ser coches que te hacían decir “hostias, un Lexus, no me había fijado” a llevar una especie de altavoz en el techo que va gritando “¡miradme! ¡Tengo un Lexus! ¡Me sobra la pasta!”. Un altavoz metafórico, entiéndase.

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

¿Pero entonces a qué vienen estas naves espaciales?

Bueno, los caminos de las marcas son inescrutables, pero siempre podemos hacer elucubraciones, y a mí me vienen a la mente dos posibles razones para tirar de estos diseños:

  • Encarecer la posventa. Mirad los faros del Prius, con esa forma de bumerán raro… Tienen que ser complicadísimos de desmontar, y al final para que te sustituya un faro un taller fiable vas a tener que ir a la red oficial de Toyota y apoquinar… Esto se viene haciendo en todas las marcas desde hace ya tiempo, pero el caso del Prius me parece bastante extremo. Con lo fácil que era cambiar las bombillas fundidas en los Ford Escort
  • Parecer más ecológicos. Porque el diseño juega un papel en nuestro cerebro. Ver un coche que parece muy moderno y que tiene un diseño muy rompedor con lo tradicional, nos hace asimilarlo como un vehículo más limpio. Al fin y al cabo los coches sucios son los antiguos, y las marcas nos convencen con su publi de que los nuevos motores no tienen nada que ver con los tradicionales. Ahora se trata de que pensemos que si el coche es muy moderno por fuera, su tecnología por dentro también es muy moderna.

Pero bueno, eso sólo es mi opinión, ¿tú qué opinas? ¿piensas que puede haber otros motivos? ¿Se te ocurre algún otro coche moderno que parezca sacado de una peli?¿O todo esto sólo es una paja mental mía?

Déjanos un comentario y cuéntanos tu opinión (o puedes ponernos a parir, lo que te apetezca).

8 comentarios en “Cada vez me cruzo con más naves espaciales

    1. Justo ayer vi un anuncio de Lexus que el slogan decía algo así como “Nuevo Lexus. El arte de que te miren”. ¡¡¡Arrrggggh!!! No lo encuentro.

  1. A mí personalmente me gustan los diseños vistosos, aunque bien es cierto que los diseños más refinados dejan una marca a simple vista imperceptible pero profunda.
    En cualquier caso, creo que hacer una “nave espacial” es una forma relativamente sencilla de hacer un coche vistoso sin incrementar mucho el precio (al menos en la fabricación, ya que poner más o menos luces apenas incrementa el coste en comparación con ponerle 5CV más). Se agradece poder llevar un coche que parece futurista, y que se puede relacionar con algo más “deportivo” o “geek”. Es tan distinto como llevar reloj con correa de acero inoxidable o de cuero. El primero es más vistoso y deportivo (y barato), el segundo más refinado (y caro). Son estilos distintos.

    1. Muchas gracias por el comentario. Al final es claro, para gustos los colores. Todos tenemos un humbral de la máxima “extravagancia” que nos parece admisible en un diseño, y cada uno tiene su medida, nadie nos puede decir lo que nos tiene que gustar, y menos yo, que no es que sea un influencer, jeje.
      No obstante sigo diciendo que los faros son cada vez más difíciles de cambiar, de ahí no me bajo XD

  2. Discrepo la opinión de artículo que escribes. Yo personalmente prefiero un diseño elaborado y original, de cualquier coche japonés, italiano o inglés, antes que el diseño de cualquier mercedes, audi o bmw, que lo único que hacen es usar el mismo diseño de siempre, cambiando cuatro plásticos y faros de mil leds, cada dos años con la excusa de venderte el modelo nuevo. (Sin comentar los escapes fake de muchos modelos alemanes).
    Otro punto que pasas por alto, es que el diseño de los modelos germanos, no se distinguen, los segmentos diferentes de una misma marca.
    De hecho hay muchos conductores de Lexus, Infinity, Jaguar, Volvo… que lo que realmente le gusta de su coche, es que el kinki de su barrio, no vaya con el mismo coche que lleva él.

    1. En primer lugar, gracias por tu comentario, Alemanitis. Sospecho que no te gustan mucho los modelos alemanes, jeje.
      A lo que comentas de los escapes tengo pensado dedicarle una entrada, porque es algo que me parece cutre de cojones.
      A mí también me gustan los diseños elaborados, y de hecho me parece un poco estafa que para diferenciar modelos de una marca vistos de frente tengas que hacer un esfuerzo (el A4, el A5 y el A6 son clones…).
      Pero también creo que dentro de la originalidad que pueda tener un diseño, se puede ser más simple, y tener un diseño limpio, que no pide que lo miren, y tiene elegancia. Aston Martin me parece el máximo exponente de esto.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *